Agropecuarias y de Alimentos

La helicicultura, el negocio del futuro

  • Categoría: Pandilla Kids (3ro., 4to., 5to. y 6to. Año de primaria)
  • Área de participación: Agropecuarias y de Alimentos
  • Asesor: REYNA ELIZALDE GONZÁLEZ
  • Equipo [ ]: Niza Revuelta Gallegos(6o Águila) , Daniela Monter Villanueva(6o Águila)

Resumen

En la búsqueda de diferentes alternativas de fuentes de alimentos surgen los caracoles. Este molusco constituye un recurso de importancia ya que hoy en día el problema de producción de proteína de animales a bajo costo es siempre un tema actual. Además de la alimentación poseen otras propiedades secundarias en la dermatología. Esta actividad puede ser desarrollada a nivel industrial o como negocio familiar, mejorando la dieta y economía ya que existen muy pocos productores.

 

Pregunta de Investigación

¿Qué es la Helicicultura? ¿Cuáles son las propiedades de los caracoles? ¿Cuántas especies de caracol existen? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la Helicicultura como negocio? ¿Cómo se construye un criadero de caracoles?

Planteamiento del Problema

En México se han incrementado los problemas de salud a causa de la mala alimentación, por la falta de información de los daños provocados por el consumo excesivo de la carne. Por eso es importante dar a conocer nuevas opciones de alimentación, como la carne de caracol, que tiene grandes beneficios, además es un producto fresco y de temporada. Estos caracoles se caracterizan por unas propiedades organolépticas óptimas, tamaño estable y garantía sanitaria. El producto es muy apreciado sobre todo en la gastronomía ya que al ser un animal autóctono presenta un sabor y textura excelente.

Antecedentes

La palabra helicicultura está formada por vocablos ”hélix” y ”cultivare” y se usa para referirse al arte de criar caracoles. Pueden considerarse helicicultores tanto los que crían caracoles con objetivos comerciales como los que por afición. En ambos casos estudian las necesidades de estos animales para recrear un hábitat adecuado que facilite su reproducción y el posterior crecimiento de las crías.
Se encuentran referencias a los caracoles a lo largo de toda la historia de la humanidad. Tradiciones y culturas de todo el planeta han tenido a ellos. Los hombres prehistóricos ya se alimentaban de los caracoles, aunque fueron los romanos los primeros que se sabe habitaron espacios específicos para la cría. Avanzaron tanto que llegaron a criar no sólo especies nativas, sino también de otros lugares del norte de África. En lo que hoy es Italia los caracoles se asaban y se acompañan con vino como aperitivo, mientras que en la Galia romana se consumían con fruta y queso.
Durante la Edad Media, los caracoles siguieron consumiéndose sobre todo en cuaresma ante los requerimientos cristianos hasta que a principios del siglo XX se reactivó el interés culinario y alimenticio del caracol.
En la actualidad se cría de forma intensiva multitud de especies de caracoles, aunque la mayoría explotan los HELIX ASPERSA -caracoles comunes de jardín -dado que es la especie más adaptable, robusta y extendida. Hay granjas situadas en todo el mundo, además de aficionados que mantienen como mascota las especies más peculiares de caracoles.
Es importante reseñar que en algunos países la helicicultura está restringida por considerarse el caracol una especie invasora, capaz de acabar con cultivos y otras especies si no es correctamente controlada.

El caracol es un molusco terrestre, hermafrodita insuficiente ya que se necesitan dos para reproducirse. Su aparato genital está constituido por una vagina, un pene y un dardo, y está ubicado detrás de la cabeza en el lado derecho.
Su existencia en la tierra se remonta a la prehistoria de hecho antes de la aparición del hombre.
Los hombres primitivos se alimentaban de caracoles antes del descubrimiento del fuego, esta afirmación se basa en excavaciones realizadas en cavernas donde se han encontrado junto a esqueletos humanos conchas de caracoles, comprobándose así que uno de los primeros alimentos del hombre fueron estos moluscos.
A lo largo de la evolución humana, los caracoles han estado presentes en la alimentación, los griegos y romanos lo consumían y éstos últimos hasta los recolectaban y reproducían para consumirlos cuando les apeteciera.
Su alimento son los vegetales, los devoran con tanta rapidez que se les considera plagas en los jardines y plantaciones.

¿Qué es la Helicicultura?

La Helicicultura es la cría a ciclo biológico completo de caracoles comestibles terrestres, en criaderos abiertos, naturales o cerrados. En Latinoamérica el desarrollo de la actividad es incipiente. En Europa es muy grande sin embargo no alcanza a cubrir sus requerimientos.
Ésta actividad puede ser desarrollada a nivel industrial (para comercializar su producción), o bien para consumo familiar, mejorando la dieta y la economía del hogar. En la actualidad se cría de forma intensiva multitud de especies de caracoles, aunque la mayoría explotan los HELIX ASPERSA -caracoles comunes de jardín -dado que es la especie más adaptable, robusta y extendida. Hay granjas situadas en todo el mundo, además de aficionados que mantienen como mascota las especies más peculiares de caracoles.
Es importante reseñar que en algunos países la helicicultura está restringida por considerarse el caracol una especie invasora, capaz de acabar con cultivos y otras especies si no es correctamente controlada.

Aparato sexual y reproductor.

El caracol es hermafrodita insuficiente. Hermafrodita es el individuo que posee tanto aparato masculino como el femenino.
La glándula genital, llamada también ovotestis, única, situad a junto a la parte apical de la glándula digestiva.
Desde esta glándula se inicia, siguiendo la dirección cefálica el segundo conducto hermafrodita que se bifurca al final de un oviducto y en un canal diferente
El oviducto desemboca en el útero, de él parte un conducto que llega al receptáculo seminal. En el útero desembocan también las glándulas multibifurcadas, que tienen muchos dígitos

¿Cuáles son las propiedades del caracol?

Alimentación: La carne de este molusco ha incursionado en la gastronomía, formando parte de platillos exóticos y es de las preferidas por los paladares exigentes.
La carne del caracol además de ser exquisita es muy pobre en grasas del 0,5 a 0,8 %, en comparación con la carne de ternera y la de pollo cuyo contenido en grasa es de 11,5 % y el 12% respectivamente.
Es relativamente pobre en calorías de 60 a 80 por cada 100 g, es rica en proteínas de un alto valor biológico de 12 a 16 %, en sustancias minerales 1,5 % aprox. y en nitrógeno 2,5 %.
Cabe señalar que en las proteínas que contiene la carne de caracol están presentes casi la totalidad de los aminoácidos necesarios para el hombre 9 de 10 y en las proporciones requeridas para la síntesis proteica.
Adicionalmente con los huevos de caracol se prepara una especie de caviar blanco.
Para fines medicinales: Las proteínas de los caracoles actúan en la reconstrucción integral de los tejidos gástricos, ayudando a la cura de la úlcera.
Ayuda a combatir el raquitismo y es óptimo para el estado de lactancia.
Su alto tenor en ácidos grasos polinsaturados ayuda a combatir el colesterol y es recomendado para las dietas especiales en casos de hiper-trigliceridemia e hiper- colesterolemia.
Al ser pobre en lípidos puede ser consumido por personas afectadas por problemas hepáticos, arteriosclerosis y obesidad.
Sector estético: La baba de caracol es una sustancia que segrega este molusco para poder construir y regenerar su cáscara y así poder disponer siempre de su característica defensa. Esta sustancia que nos puede resultar insignificante y hasta repugnante, es utilizada en cosmetología sobre todo en países como Francia y Alemania, donde se aplica para el cuidado, regeneración, cicatrización y mejora de la piel.

¿Cuántas especies de caracol existen?

Helix aspersa: Es el caracol común de jardín. Su caparazón es generalmente de un color gris amarillento y presenta un diámetro de entre 30 y 40 mm. Su peso oscila entre 5 y 15 gr.
Ponen de 80 a 120 huevos, llegando a la madurez, pueden reproducirse al año de vida; aunque en criaderos climatizados llegan a la madurez entre los 8 a 10 meses.
Esta especie es la más utilizada en los criaderos, ya que es muy rústica, resistente y fecunda, además de que fácilmente se adapta al cautiverio y a los diferentes climas. Esta es la especie comestible más consumida.
Helix aspersa máxima: Su caparazón tiene un diámetro de 45 mm. y alcanza un peso de 20 a 25 grs.
Es una especie muy fecunda, puede llegar a poner de 90 a 200 huevos. Su crecimiento es más rápido en criaderos climatizados, ya que alcanzan su estado adulto y pueden reproducirse entre los 6 a 8 meses de vida.
Debido a sus características de crecimiento y reproducción, gente experta en el tema pronostican que esta variedad será la que en un futuro brindará mejores condiciones de manejo y rentabilidad para la cría.
Helix pomati: Este tipo de caracol tiene un caparazón de 40 a 45 mm. de diámetro, pesa entre 20 y 25 grs. Alcanzan el estado adulto a los tres años en condiciones naturales y en 1 o 2 años en criaderos climatizados.
Pone entre 30 a 70 huevos cuya incubación tarda de 20 a 30 días. Por todo ello es una especie menos resistente y fecunda a las del helix aspersa, su evolución es más lenta y presenta los mayores índices de mortalidad.
Helix lucorum: Es una especie que se adapta muy bien a la cría en cautiverio y climatizada. Su caparazón tiene un diámetro de 40 a 50 mm.
Alcanza el estado adulto en 1 año y pesa entonces 20 gr. Es muy prolífico, ya que pone entre 100 a 150 huevos.
Otro tipo de caracol es el Megalobulimus oblongus que se encuentran en la Mesopotamia y el noroeste.
El Otala lactea o de las dunas: Especie ubicada en el litoral Atlántico.

La recogida de caracoles
En las brumosas mañanas de finales de septiembre-primeros de octubre los recolectores en su mayoría pensionistas muchachos o trabajadores que tienen la tarde libre parten en la búsqueda de los caracoles, se dirigen hacia los lugares que por sus características ambientales prometen una recolección suficiente como de un kilo o kilo y medio de caracoles.
Hecho de que el caracol ha soportado el invierno en un ambiente natural, más favorable que el estrecho espacio delimitado por el recinto de cría. La carne del caracol de cría, no obstante es más apreciada tierna y gustosa ya que el criador en los últimos días de engorde, antes de ayuno, le a suministrado alimentos particularmente apreciados que el animal no pueda procurarse en la naturaleza.
La concha deberá pulirse con un cepillo suave, para quitarle las impurezas, tierra y cuerpos extraños. El producto perderá un poco de peso pero será imposible alcanzar un precio más elevado, porque los caracoles de buen aspecto limpios, son mucho más solicitados y apreciados y por lo tanto mejor pagados.
Con el término de la primavera se indica la recogida de los caracoles en el mes de abril y mayo, sino también con la recogida que se extiende de mayo a septiembre, cuando los animales despertados en abril con el aumento de la temperatura y las lluvias expulsan los opérculos y comienzan la búsqueda de alimento, salen de su concha en el día siempre y cuando no sea tan intenso el calor y se puede juntar de 30 a 40 kilos de caracol al día.
Por lo que no es propicia la recogida en esta época por qué no se ha producido la fecundación, deberá pasar más tiempo en el criadero lo que implica más gastos de alimentación.
La única ventaja de la recogida en primavera es que los campos son librados del molesto enemigo, ya que producen daños en jardines y huertos o viñedos.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la helicicultura como negocio?

Se calcula que el consumo mundial actual de caracoles comestibles terrestres sobrepasa las 300 mil toneladas y según algunos estudios, se estima que en los próximos veinte años esa demanda se multiplicará por cinco, por lo que pasará a ser de 1.500.000 toneladas.
Los mayores consumidores de caracol a nivel mundial presentan una gran demanda en contraste con una disminución del molusco en estado silvestre, por lo que se han visto en la necesidad de desarrollar sistemas de cría de alta rentabilidad. Esta medida sin embargo, no ha sido suficiente; sus demandas internas quedan insatisfechas por lo que se han visto obligados a incrementar las importaciones.
Francia, Italia y España encabezan la lista de los mayores consumidores. Francia consume 50.000 toneladas por año, y para satisfacer los requerimientos del mercado doméstico importa 25.000 toneladas por año.
Italia por su parte consume 12.000 toneladas por año, pero al ser insuficiente su producción, también importa un 50% de su consumo.
Por su lado España consume 4.000 toneladas al año y al igual que los países anteriores compra a terceros. Entre sus principales exportadores se destacan Yugoslavia, Turquía y Marruecos.
A la lista de consumidores se suman EE.UU. Japón y países de medio oriente.
El principal exportador a nivel mundial es Marruecos, quien aporta a España 4000 toneladas al año. Pero china y Japón se perfilan como grandes abastecedores de caracoles.
En Sudamérica Argentina, Chile, Perú, Ecuador y Colombia son los grandes abastecedores de caracoles al mercado Español. Argentina en especial exporta como máximo 15 toneladas al año para Europa y EE. Brasil por su lado, sólo produce para su mercado doméstico.
En Centro América, México que se encuentra en una posición estratégica con respecto a Sudamérica, ha iniciado recientemente su carrera en esta nueva actividad. El problema es que no existe un criadero o granja que desarrolle una técnica en la crianza de caracoles con flujo de producción sostenible y exportable.
Además estamos ante el riesgo de que por falta de conocimiento, se torne simplemente en acopio de caracoles silvestres, trayendo consigo la depredación de la especie que atentara con la biodiversidad y podría originar la extinción de este molusco.

Ventajas
– La Helicicultura tiene un futuro prometedor, especialmente en los tiempos actuales en que el hombre está interesado por una alimentación más sana y nutritiva.
– Existe una demanda de caracol muy elevada.
– Los caracoles pueden competir con los bovinos, porcinos y aves de corral, ya que de ellos se puede obtener carne de óptima calidad, más nutritiva y barata.
– El caracol tiene gran fecundidad y se adapta fácilmente a diversos climas.
– Su alimentación a base de vegetales es fácil de conseguir, muy basta y económica. Para el engorde con destino final al consumo humano, se utilizan harinas de cereales enriquecidas con calcio que también son muy económicas.
– Aunque en Latinoamérica el desarrollo de la actividad aún es muy lento, los países latinoamericanos se ven beneficiados con respecto a los del hemisferio norte porque cuando en el sur es verano y los caracoles alcanzan su peso comercial óptimo, en el norte es invierno y los moluscos están hibernando, motivo por el cual la reproducción disminuye al igual que el consumo, por lo que los países de aquellas latitudes deben importar desde el sur.
– México es un país ideal para esta actividad por el tipo de clima, la riqueza de sus suelos, disponibilidad de agua y luminosidad solar, lo que le otorga ventajas competitivas respecto a sus países vecinos. Sin embargo se requiere de mayor información e investigación además de leyes que regularicen la explotación y exportación de caracoles silvestres para conservar la biodiversidad y que al mismo tiempo pueda convertirse un producto más que ofrecer al extranjero.

Desventajas que hay en este tipo de negocio
– La falta de conocimientos y asesoramiento adecuado sobre la biología del caracol y su cría racional.
– El querer emprender individualmente un negocio como este, sobre todo en lugares donde apenas comienza esta actividad. Es necesario asociarse para poder generar una oferta confiable para los mercados.
– La desconfianza y el desinterés de las autoridades nacionales y estatales hacia la actividad, que resultan en poco o nulo apoyo tanto económico como para agilizar los trámites que permitan llevarlo a cabo.
– Las dificultades político-económicas de los países latinoamericanos (inflación especialmente) perjudican las negociaciones de precios estables.
– Los intermediarios a veces insalvables son otro de los problemas a enfrentar.

Inversión y comercialización del caracol

La inversión inicial de este tipo de negocio va a depender del sistema de cría que se decida utilizar. Si el cultivo es extensivo se necesita más espacio y tiempo pero menos inversión; si se trata de cría intensiva, los dos primeros factores disminuyen pero aumenta la necesidad de capital.
Si se decide por practicar la cría extensiva, la primera camada lista para su venta se producirá a los dos años de iniciado el ciclo de producción. En el caso de la intensiva entre 8 meses a un año.

Comercialización del caracol
Una vez que están en óptimas condiciones, los caracoles se pueden vender vivos, congelados o enlatados mediante un proceso similar al de los productos del mar.
La forma de comercializarlos depende en general del comprador (si es local o internacional) y del destino que le vaya a dar al producto.
Para consumo interno, generalmente se vende vivo en los mercados para los restaurantes o a plantas elaboradoras que lo procesan para envasarlo.
Internacionalmente también se envían vivos en recintos refrigerados, o bien congelados para su consumo en restaurantes y enlatados con salsas especiales para consumo directo.
El precio del caracol dependerá del grado de elaboración que requiera el producto y de su destino. El precio internacional de exportación del caracol varía en cada país según la época del año y el tamaño del caracol, en promedio su precio es de 3 a 4.50 Dls/kg. Este precio incluye el costo, seguro y flete hasta el país comprador.
En el mercado interno se vende al consumidor final en alrededor de $150 pesos el kilo.

¿Cómo se construye un criadero de caracoles?

Antes de adquirir los caracoles, sobre todo para fines comerciales, es necesario conocer los diferentes sistemas en que se pueden criar, básicamente existen tres que son:
Sistema abierto – Cría extensiva: Esta se realiza a campo abierto en terrenos amplios vallados, con cierta sombra y declive además de vegetación apropiada para la alimentación del molusco.
Esta opción es más económica en cuanto a la inversión inicial y el gasto de mantenimiento, así también es más fácil su manejo, sin embargo la producción se retarda más porque deben respetarse los cambios estacionales con los consecuentes estadios biológicos del caracol.
Este sistema se adapta bien a las características climáticas de nuestro país.
Sistema productivo en recintos cerrados- cría Intensiva: Este tipo de sistema permitir la instalación de criaderos en regiones donde las condiciones climáticas no le son favorables al molusco. No obstante se requiere de una mayor inversión porque se necesita una infraestructura para mantener estable la temperatura y humedad.
Para llevar a cabo este sistema, será necesaria también mayor cantidad de mano de obra que los demás, afectando considerablemente la rentabilidad de la explotación.
Regularmente la cría intensiva se realiza en recintos cerrados, en mesas de cría de planos verticales lo que permite incrementar considerablemente la superficie de cría y obtener el mayor aprovechamiento de la superficie del local.
El ambiente de estas salas estará totalmente controlado respecto a la temperatura 18º c / 20ºC, humedad 75%/90% y foto período de 12 horas luz y 12 horas oscuridad para lograr el microclima ideal.
Es fundamental en este sistema de cría mantener un estricto control de la higiene, del alimento y de los parámetros climáticos para obtener éxito.
Sistema de cría mixta: Fundamentalmente el sistema se basa en adelantar unos meses la producción de los adultos, de esta forma se logra disponer de las crías a finales del invierno o principios de primavera, momento en el que se procede a realizar el engorde en parques al aire libre o invernaderos bajo condiciones climáticas naturales, reduciendo así el costo en sistemas de climatización y el costo en horas de trabajo necesarias para el mantenimiento de los caracoles.
Actualmente este tipo de sistemas son los más adecuados para una explotación controlada de caracoles. Es además muy benéfico para el helicicultor, porque cuando el animal es más fuerte y desarrollado tiene la libertad para ocuparse de los más pequeños que son más delicados

Objetivo

Dar a conocer los principales aspectos y puntos que requiere una buena crianza, para una futura comercialización del producto.

Justificación

Éste tema nos interesó porque México es el país que ocupa el primer lugar en problemas de obesidad en niños y adultos, y todos los problemas que conlleva como problemas circulatorios por elevados niveles de colesterol y triglicéridos y diabetes; por eso queremos ofrecer una opción en la alimentación sustituyendo la carne de res por la de caracol ya que contiene muchas propiedades alimenticias, así como fomentar el autoempleo con la helicicultura.

Hipótesis

Si las personas conocieran las propiedades y beneficios que la carne de caracol tiene entonces podrían cambiar sus hábitos de alimentación y mejorar su salud, además conocer otra opción de autoempleo.

Método (materiales y procedimiento)

1.- Visita a la biblioteca central en Ciudad Universitaria para recabar toda la información bibliográfica.

2.- Para éste proyecto creamos un criadero de caracoles por el Sistema productivo en recintos cerrados- cría Intensiva.
Se elaboró un contenedor con madera y malla, de dimensiones 1.30cm x 82 cm x 74cm, con planos verticales de tela plástica con separaciones de 30 cm cada uno y una pequeña área para el desove.
Se comenzó con una población de 500 caracoles (3Kg). Su dieta se basó en lechuga, salvado y pienso.

3.- Cada semana se realiza la limpieza del contenedor para recolectar sus desechos fecales, que serán utilizados para abono de las plantas.

4.- Elaboración de la crema de caracol.
Ingredientes Cantidad gr % peso Función

Baba de caracol 15 10 Vistosate
Ácido estéarico 15 10 Solidificante
Trietanolamina 2.55 1.7 Emulsificante
Glicerina 7.5 5 Humectante
Ácido benzoico 0.3 0.2 Conservador
Agua destilada 109.65 73.1 Vehículo

Disolver el ácido  esté,arico en el aceite de coco,  reacción en frío ,calentar agua destilada en baño maría, agregar 10g a la mezcla anterior con movimientos continuos, agregar a la mezcla la glicerina, la trietanolamina 99.65g de agua a 90 grados incorporar las dos mezclas anteriores y mezclar hasta que quede homogénea, a la mezcla agregar el A.C. benzoico y la baba de caracol recolectada incorporar bien todos los ingredientes con agitación y envasar.

Guisado de caracol

Ingredientes: 1kg de caracoles limpios y pre cosidos. 3/7kg de cebolla en cubos. 8 piezas de xoconostle en cubos (sin tuna). 5 piezas de chiles de árbol seco en trozos. 350g de manteca de cerdo. Epazote al gusto. Sal de grano al gusto. Tortilla de maíz. Preparación: 1. En una cazuela de barro poner la manteca a calentar y agregar el xoconostle, freír hasta que este cristalizado. 2. Se agrega la cebolla que se fría igual hasta que este cristalina. 3. Después se incorporan los caracoles que se cocinan 20 o 30 minutos. 4. Por último agregamos el epazote, los chiles secos y sal dejar cocinar otros 20 minutos. 5. Al momento de freír los ingredientes, mover con una cuchara de madera suavemente y constante a manera que no se peguen al fondo de la cazuela. 6. Listo es hora de calentar la tortilla en un comal y prepararte un delicioso taco.

Tamal de caracol

Ingredientes 1kg de3 caracol limpio y pre cocido. ¾ kg de cebolla en cuadros. 8 piezas de xoconostle en cuadros sin tuna. 5 piezas de chiles serranos en trozos pequeños. 350g de manteca de cerdo con epazote. Sal de grano al gusto. Hojas de maíz para tamal. Tortilla de maíz Preparación: 1. En un recipiente amplio agregar todos los ingredientes en el orden arriba escrito. 2. Mover hasta que esté perfectamente incorporado. 3. Envolver en hoja de maíz de manera que la porción se para dos personas. 4. Poner a calentar un comal entonces se ponen los tamalitos a cocinar y voltear cada vez que se pueda a modo que la hoja se queme aproximadamente una hora.

 

 

 

 

 

 

 

Galería Método

Resultados

En éste proyecto nuestros resultados fueron positivos, aunque tuvimos que enfrentarnos a ciertas variantes, ya que nos toco un invierno con temperatura muy baja, lo que llevó a los caracoles a invernar por mucho más tiempo alterando su ciclo de reproducción. Otra variante fue el determinar que alimento consumían más. Adaptación de la temperatura en el lugar asignado. Lo que retrasó la cosecha de crías.
Para la elaboración de los productos pudimos comprobar que es poca la inversión tanto de dinero como en tiempo y grandes las ganacias.
La crema de caracol que tuvo grandes resultados, realizamos una inversión de $122 y obtuvimos ganacias de $508 por 30 unidades de crema de 30gr. En los tamales invertimos $150 y obtenemos una ganacia de $200 por kilo de caracol

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

Concluimos que es importante ser conscientes que en este negocio no esperemos rapidez en la obtención de resultados o ganacias, ya que estamos trabajando con seres vivos, y debemos respetar sus ciclos biológicos según las condiciones en las que se crien los caracoles. Pero no hay duda que es un negocio rentable por su poca invesión y sus grandes ganacias

Bibliografía

-Nuevas Tendencias en el manejo de caracoles para una cría rentable.
Juan Carlos Fontanillas/ Carlos García e Isabel García Cuenca. 2016

-La Cría de caracoles (helicicultura)
María Isabel Meek /Hugo Aldama Navarrete. 2007

-Cría de los caracoles.
F. Marrasco/ C. Murciano. 2006

-Sistemas de cría en helicicultura.
JC Fontanillas/ I. García Cuenca. 1994

-Helicicultura cría moderna de caracoles.
Rafael Cuellar/Leopoldo Cuellar/Tomás Pérez García/ En colaboración María Isabel Delgado, Juan Carlos Fontanilla Pérez. 1986



La helicicultura, el negocio del futuro

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

To make known the main aspect and points hat require a good breeding, for a future markueting of this product

Justification

This topic interested us because, Mexico is the coutry that occupies the first place in problems by high levels of cholesterol and triglicerides and diabetes.

So we whant to ofter and option in the diet substuting beef for anail as it contains many nutrional properties as well as encourage self-employment whit heliciculture.

Hypothesis

if people knew the properties and benefits that snail meat has then they could change their healt also, know another option of self-employment.

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography